Agenda


Hoy, Miércoles 19 de Septiembre

ver día completo

Separador

Duelo de sabios

Nancy Lago, ilustraciones Pablo Olivero. Sigmar.

Comentar

Duelo_de_sabios.jpg

Igor Torreblanca es el único sabio de Díspidi. Pero todo cambia cuando Obdulia Neus llega a la ciudad. La competencia y el miedo a perder su lugar hacen que empiecen a sucederse situaciones para “salvar” su profesión. Igor narra y organiza su discurso para explicar y explicarse lo que ocurre. Todo el tiempo reflexiona sobre sus errores, se da ánimo y lucha por conservar lo que hace. Enfrenta lo trascendente con lo cotidiano. Lo importante con lo insignificante. El duelo pone a prueba y deja consecuencias... a veces sabias. Por ejemplo, una de las preguntas que le hacen es: “si comí una semilla de naranja ¿me va a crecer un naranjo en la panza?”

El humor, lo absurdo, los detalles, la descripción y la reflexión -¿por qué no?- van creando un clima que hace que el lector disfrute de ese contexto de irrealidad que se sostiene en el tiempo y que se refuerza en cada capítulo. Por medio del recuerdo poblado de diálogos nos vamos enterando con detalle minucioso que ya no va a ser el único sabio. Las desventuras se vuelven graciosas y avanzarán hacia torpezas envueltas en un animismo que se transforma en algo cotidiano.

La historia habla de ser fiel a uno mismo. Y que detrás de lo que no se consigue puede estar lo que se ha buscado sin saber. La escritura incluye frases tachadas, una tabla comparativa de los beneficios y de los impedimentos de su conducta agrupados en alegrías y tristezas, y recuadros que le aportan al relato originalidad y comicidad.

Una novela deliciosa que se puede leer como parodia para chicos de ocho años en adelante.

S. C.


Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados