Agenda


Hoy, Viernes 25 de Mayo

ver día completo

Separador

01-07-2006 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Arte como derecho

Con base en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, el Grupo de Teatro Catalinas Sur y el Grupo Libertablas organizan el Festival Internacional de Teatro y Títeres "Al sur del sur", con el que se proponen acercar espectáculos de calidad internacional a un público de todas las edades, ampliando las fronteras del circuito teatral.

Comentar

Entre el 15 y el 30 de julio se realizará en la Zona Sur de la Ciudad de Buenos Aires el Festival Internacional de Teatro y Títeres "Al Sur del Sur", una iniciativa del Grupo de Teatro Catalinas Sur y Libertablas. Durante dos semanas veintidós grupos de actores y titiriteros -más de doscientos artistas- de Argentina, Brasil, Ecuador, México y Rusia compartirán talleres y actividades creativas y presentarán sus espectáculos para un público de todas las edades.

Las funciones se realizarán en espacios teatrales y en ámbitos no tradicionales, como comedores, centros comunitarios, escuelas y hospitales. En total se realizarán más de 140 funciones para niños y adultos, 60 de las cuales serán para escuelas e instituciones.

La apertura del Festival se realizará el sábado 15 de julio con la presentación de los espectáculos callejeros Carnaval Veneciano (del Grupo Catalinas Sur), Barrio Sur de la Murga Los Descontrolados de Barracas (Circuito Cultural Barracas) y Leyenda (del Grupo Libertablas).


"Con el festival apostamos a cubrir diferentes necesidades - apunta Ximena Bianchi, directora del grupo de títeres de Catalinas Sur y gestora del festival-. Por un lado, la necesidad del grupo de participar en un evento como este. Catalinas es un grupo de teatro comunitario, con 22 titiriteros vecinos que no son profesionales y entonces no tenemos posibilidades de participar en festivales de esta categoría. Por otra parte, la necesidad de un montón de chicos, de gente que no tiene acceso a estos espectáculos. Y el sur de la ciudad es casi metafórico en ese sentido, ya que ahí están los barrios más relegados".

Sergio Rower, director y productor ejecutivo del grupo Libertablas, acota: "A nosotros nos entusiasmó la idea de invitar al público que ya nos conoce de la calle Corrientes o del Cervantes a correrse de ese eje central para venir a La Boca a un lugar de tanta representatividad como es El Galpón de Catalinas a ver un estreno nuestro y espectáculos internacionales que no se dan en otra parte. A partir de ese sueño es que empezamos a darle forma a un montón de necesidades del entorno".

Justamente percibiendo estas necesidades es que los organizadores decidieron que una gran parte de las funciones del festival sean gratuitas y se realicen en escuelas (la primer semana está dedicada casi exclusivamente al público escolar), comedores y centros comunitarios. Entre otros espacios no tradicionales se presentarán espectáculos en el Cuartel de Bomberos Voluntarios de La Boca, el Comedor Los Pibes y los hospitales Argerich, Pedro de Elizalde (ex-Casa Cuna) y Garraham.

Asimismo, las funciones abiertas al público en general tendrán precios populares ($ 5 las de los espectáculos infantiles; y $ 8 las del ciclo de títeres para adultos). "Nosotros queríamos acercar a nuestro barrio y a la zona sur un evento de calidad en donde estuvieran representadas todas las técnicas de títeres, que tuviera además excelencia y que pudiera ser visto por todo el mundo. En general se da como un hecho que los chicos salen en vacaciones de invierno. Pero no es cierto, no todos los niños salen. No solamente por una razón económica sino también por una razón social, de exclusión cultural. Y para nosotros la cultura es un derecho, no un artículo de lujo, y el arte es comunicación, no exhibición", explica Bianchi.


Pero la apuesta es mucho más ambiciosa ya que aunque tenga como base al sur de la ciudad pretenden llegar a un público masivo (por eso la gran cantidad de funciones programadas) y posicionarlo como uno de los más importantes eventos culturales del año. "Nunca la idea fue hacer un festival cerrado, del sur para el sur, sino que siempre pensamos en un festival abierto convocando a un público de todos lados y de todas las edades", aporta Guevara.

Teniendo en cuenta esta situación, en la selección de los espectáculos se privilegió la problemática tratada en la dramaturgia y la variedad en la elección de las técnicas. "No porque sea un festival pedagógico, ni que tenga una bandera ideológica, sino que buscamos que sean buenos espectáculos y que tengan un alto contenido de sorpresa, pero queríamos que estén representadas todas las técnicas del teatro de títeres y que sean espectáculos de calidad no sólo en las formas sino también en el contenido", explica Rower.

Haciendo un repaso por los espectáculos participantes se encuentran elencos nacionales, de Capital y del interior del país, y de diferentes partes del mundo, todos grupos con trayectoria y reconocidos en su lugares de origen.

"Fue impresionante -dice Gonzalo Guevara, también de Catalinas- se presentaron más de 200 propuestas de todas partes del mundo. Todos entusiasmados con la idea del Festival". "Claro, -completa el director de Libertablas- lo que a nosotros nos interesaba era que los artistas se comprometieran con los objetivos del Festival. La idea siempre fue que el mejor espectáculo que pudiéramos conseguir pueda presentarse en una sala como la de Catalinas pero también en un hospital o en un comedor y no porque sea un castigo. Por eso también nuestro esfuerzo para que en todas las funciones los espectáculos cuenten con todos los requerimientos técnicos. Queremos romper el prejuicio de que este público tiene que ver un teatro poco profesional o mal hecho".


Aunque el Festival es una iniciativa de los grupos Catalinas Sur y Libertablas cuenta con el aporte de innumerable cantidad de instituciones y personas, además de apoyos del Gobierno de la Ciudad a través de Corporación Sur y la Subsecretaría de Desarrollo Social. Entre otros, se sumaron al proyecto la asociación Teatro x la Identidad, que realizará funciones los días lunes en el marco del festival, y la titiritera Elena Santa Cruz que realizará funciones gratuitas en hospitales, sin contar a las salas de espectáculos que sólo cobran el costo mínimo para su funcionamiento y los propios grupos que tienen que costear sus pasajes para poder participar del encuentro.

"Es importante destacar que esto se puede hacer fundamentalmente porque hay una red de personas que cree en ésto y que lo está haciendo ad-honorem. Si uno tuviera que hacerlo rentado, el costo sería altísimo. Se puede hacer por la capacidad de trabajo que tienen Catalinas y Libertablas, sumadas. Porque nosotros queremos hacer esto, no buscamos un resultado económico sino que buscamos otra cosa".

De alguna manera el Festival representa continuar en conjunto el trabajo que cada uno de los grupos organizadores realiza por separado. El Grupo de Teatro Catalinas Sur, organizando talleres abiertos a la comunidad y presentando espectáculos creados por los propios vecinos con estéticas y temáticas cercanas a su realidad amplía los horizontes del universo teatral. Mientras que el Grupo Libertablas llevando sus espectáculos por todo el país, realizando todas las semanas una gran cantidad de funciones en escuelas, teatros y espacios no tradicionales, forma nuevas generaciones de espectadores.

"Catalinas tiene algo muy lindo y es que es la primera vez para mucha gente. Gente que no acostumbra a ir al Teatro San Martín o que no se atreve a meterse en un sótano para ver una obra hermética, en Catalinas se anima, porque entiende lo que está pasando, porque es partícipe", describe Gonzalo Guevara. "Si con este festival logramos sumar un sólo espectador más e incorporarlo al circuito, el objetivo está cumplido", afirma.

Aunque la continuidad también es un desafío importante. "Para nosotros éste es el proyecto del año, porque es la apuesta a instalar un Festival Internacional de Teatro y Títeres como el que tuvo alguna vez la Ciudad de Buenos Aires. Despacito, desde el Sur, nos gustaría ver si podemos hacer el segundo, el tercero... A nosotros nos parece interesante probar que estamos en condiciones de darle a ésto una continuidad para que efectivamente desde el Sur se pueda producir un festival que tenga pertenencia, con la participación de más de 100 artistas de diferentes partes del mundo. Porque ¿dónde vas a ver un espectáculo donde trabajan cuatro mexicanos o dos rusos que no son conocidos? Y sin embargo son espectáculos brillantes que a nosotros nos parece que el público de Buenos Aires tiene que tener acceso", completa Rower.

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados