Agenda


Hoy, Miércoles 19 de Septiembre

ver día completo

Separador

01-03-2018 |

Escapadas - Paseos en familia

Historia, cultura y naturaleza

En un lugar de Buenos Aires de cuyo nombre no quiero acordarme… Un recorrido por Azul, Ciudad Cervantina, a sólo 300 kilómetros de la Capital.

Comentar

Marzo es un mes intenso. Atrás queda el libre albedrío de las vacaciones y vuelve la agenda escolar y de responsabilidades. Cuando ya casi nos acostumbrarnos nuevamente a la rutina, aparece en el almanaque una nueva oportunidad para el descanso o la diversión. Si para Semana Santa aún no hay nada planificado, será difícil encontrar disponibilidad de pasajes y alojamiento para las alternativas más conocidas, razón por la cual habrá que agarrar el mapa y elegir un lugar no tan cerca (para evitar las multitudes) y no tan lejos para aprovechar mejor los días del fin de semana largo.

Una buena opción es Azul. Esta ciudad, ubicada a solo 300 kilómetros de Buenos Aires, cuenta con una activa vida cultural y una interesante historia de malones y fortines. Su nombre es la traducción al castellano de la forma en que los pampas nombraban al arroyo Callvú Leouvú. Además, Azul ostenta el título de “Ciudad Cervantina de la Argentina”, una distinción otorgada por la Unesco en 2007, que tiene como fundamento las valiosas colecciones bibliográficas cervantinas legadas por la familia Ronco. Desde entonces, cada noviembre la ciudad se engalana con motivo de las “Jornadas Cervantinas Internacionales”.

Existe un recorrido histórico-cultural en su zona céntrica, en la que se concentran edificios, comercios, hoteles y restaurantes alrededor de la Plaza San Martín, su Catedral neogótica, el Palacio Municipal y el neoclásico Teatro Español construido a fines del siglo XIX. Los amantes de la arquitectura encontrarán en Azul algunas monumentales obras del reconocido arquitecto Francisco Salamone. Otro hito de la ciudad es el Monumento al Quijote, Dulcinea y Sancho Panza, obra del artista del hierro viejo Carlos Regazzoni, quien además es propietario de la panadería “La Hermosura” que vende productos con formas de animales y la famosa “pizza culera”.

Pero Azul es, también, naturaleza. En las afueras de la ciudad se pueden recorrer las Sierras de Azul, las cuales están entre las más antiguas del continente y le otorgan paisajes extraordinariamente hermosos. Un lugar que se destaca en esta zona es la Reserva Natural Boca de la Sierra, un pequeño valle que interrumpe brevemente el cordón serrano. En este entorno se pueden realizar actividades de trekking, mountain bike, cicloturismo, pesca, rappel, tirolesa o escalada en roca. Para completar la visita, se puede recorrer un sendero interpretativo de 1 kilómetro y, luego sí, dedicarse al descanso en este lindo parador serrano.


Por Lic. Marisa Godoy - visite www.viajeconchicos.com.ar



CÓMO LLEGAR: 
Desde Buenos Aires hasta Azul son 306 kilómetros por Riccheri, Autopista a Cañuelas y Ruta 3. Viajan a Azul buses semi-cama de las empresas Cóndor Estrella o Plusmar (que parten desde Retiro).

MÁS INFORMACIÓN:
Oficina de Turismo de Azul
: Teléfono (02281) 42-6460/43-1796 / e-mail: azulesturismo@gmail.com / web: www.azul.gov.ar/gobierno/turismo-46/

 


 

Tags: Azul, ciudad cervantina, paseos, escapadas, viajes, familias, turismo

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados