Agenda


Hoy, Jueves 13 de Diciembre

ver día completo

Separador

01-12-2018 |

Notas y Entrevistas - Televisión infantil

Una TV con los chicos en el centro

Convencido de que la buena televisión es aquella que provee a los niños y niñas las herramientas para expresarse y empoderarse, el realizador audiovisual Jan-Willem Bult desarolló un estilo propio que ha transformado la forma de pensar los contenidos para la infancia, con los chicos en el centro. Hoy crea redes y apoya proyectos que contribuyan al desarrollo de los medios de calidad para chicos y chicas por todo el mundo.

Comentar

Por Fernanda Martell

 


Una niña de familia de inmigrantes en Holanda sueña con ser jugadora de fútbol (y ser la mejor del mundo) pero, además de estudiar y practicar jugadas, tiene que lidiar con el prejuicio de sus pares varones y de su padre que afirma que “el fútbol es cosa de hombres”. Otra niña, de origen asiático, sufre en silencio bullying por parte de un niño que empieza también a hostigar a su amiga ciega. Samiyet, la protagonista de Seis claves para convertirse en el mejor futbolista del mundo, no dudará en escapar y ‘arremangarse’ el vestido de princesa que le ha regalado su padre para presentarse en un torneo y cumplir su sueño. Mientras que Bo, la protagonista de Genji, aprenderá artes marciales para detener a Vincent y proteger a su amiga, y a sí misma. Ante la adversidad, ambas niñas transgreden las reglas, y se empoderan. ¿Cuál es la función de la televisión hoy? “Brindar a los chicos herramientas para resolver problemas cotidianos. Provocar un cambio y ofrecer esperanza y belleza,” afirma Jan-Willem Bult, un reconocido realizador holandés de contenidos televisivos para niñas y niños.

Cuestiones de género, inmigración, discriminación y bullying son algunos de los temas que le interesa poner en pantalla a Bult. Pero también sus producciones hablan sobre los sueños, la amistad, la fortaleza interna y la contención familiar. “Los niños están llenos de poder y talento. Los adultos tenemos que creer en su autonomía y proporcionarles las herramientas para expresarse y empoderarse”, afirma.

Creador del método “Children in the centre”, Bult estuvo en Buenos Aires para dar un taller intensivo para productores locales organizado por Pakapaka.


¿De qué se trata el método “Children in the centre”? 

Es una manera de mirar a los chicos y de hacer películas, series y programas “para” ellos. La clave está en enfocarse solamente en las necesidades de los niños, lo que hace que los adultos no siempre entiendan esas películas porque tienen un proceso de investigación que en un punto los excluye. Una profunda búsqueda de esta perspectiva del niño que a veces implica un resultado que no es el más políticamente correcto ni el que los adultos esperan ver.

¿Y qué te llevó a buscar esa perspectiva?

Primero, el instinto. Segundo, la observación de los chicos y de los medios para chicos. Sentía que faltaba algo… y lo que faltaba eran los chicos reales. Mi motivación fue poner a chicos reales en la pantalla, en programas de todos los géneros y para todas las edades. Generar la posibilidad de que una audiencia de chicos pueda ver reflejadas sus propias emociones a través de historias que pueden ser muy fuertes y duras, pero desde donde se construye esperanza y felicidad.


FELICIDAD Y ANARQUÍA 
El “factor felicidad” es uno de los conceptos clave en la producción televisiva de Bult. Porque las historias tienen que mostrar la realidad cruda, sin el tamiz de prejuicios y temores de la mirada adulta. “Cuando tomás a los niños en serio, podés hablar de los temas más importantes de la vida, si lo hacés bien”. Pero eso implica conectar necesariamente con ese “factor felicidad”: “El film puede ser duro pero debe ser esperanzador para los niños. Ese es un requisito indispensable si hablamos de público infantil”.

Además del ‘factor felicidad’, otra clave en tu forma de hacer televisión es el concepto de anarquía, ¿cómo surge esta idea?

La televisión para chicos fue por muchos años correcta, se parecía básicamente a una lección. Yo observo que es más interesante para los chicos ver cómo otros chicos rompen las reglas, no para ser malos sino para alcanzar algo positivo que quizás los padres ni siquiera descubrieron todavía, que está escondido, y que a través de este acto anárquico surge.

¿Cómo se trabajan los prejuicios de la mirada adulta sobre lo que es conveniente para los niños? Sobre todo teniendo en cuenta que son, en última instancia, los adultos quienes habilitan el acceso de los chicos a este tipo de programas… 

Pero la mayoría de las veces cuando ven lo que implica positivamente para un chico, lo aceptan de manera más flexible. No se trata de cumplir con la expectativa de los padres sino con los chicos directamente. Cuando realmente te enfocás en ellos, lo que generás es una herramienta de aprendizaje también para los padres. Por ejemplo, en Seis claves… la niña tiene que competir con los varones y es realmente duro, pero el film muestra su fortaleza y hay muchos momentos de belleza. Incluso cuando la nena toma la decisión de ir al torneo a espaldas de los padres no es para herirlos a ellos sino para seguir su pasión. Y cuando los adultos reconocen esto, lo aceptan y también disfrutan de la película.


GANAR ESPACIOS PARA UNA TELE DE CALIDAD 
¿Cómo se compite con la producción televisiva comercial, que tiene otras lógicas de producción y un alcance enorme? 

Incluso cuando se trate de un solo programa contra infinitos episodios de Bob Esponja, cuando los chicos descubren estas otras historias que ponen a los niños en el centro quedan atrapados. Y este material es capaz de competir contra las tendencias más comerciales y universales. Mis programas ganaron premios otorgados por jurados de adultos, jurados de niños y tuvieron el mismo éxito de audiencia, como lo demostraron los ratings.

¿Cuál es el rol del Estado en el desarrollo de una televisión de calidad para chicos?

Fundamental. Tiene que generar un presupuesto especial para la televisión infantil y este dinero debe ser invertido en programas de producción independiente, que no tengan la intervención de los gobiernos. De hecho, el presupuesto anual debe ser otorgado a la sociedad civil para ser utilizado en una televisión pública independiente. Eso es lo que hace la mayoría de los países europeos.

¿Qué sucede con los formatos televisivos en un contexto de nuevas tecnologías, en el que los chicos tienen acceso a otros tipos de pantallas?

A mí no me interesan las plataformas sino los contenidos. Lo que hacen las plataformas es distribuir contenidos y la demanda de contenidos no disminuye sino que se agranda. Pero también crece la demanda de interacción por parte de los chicos, que ahora también hacen sus propios contenidos.

¿Entonces? 

Lo que quiero decir es que evidentemente ejercen cambios, que uno no puede continuar produciendo contenidos de la misma duración, con el mismo formato, sin verse afectado por esto que decís, desde ya. Pero el contenido siempre ha cambiado a lo largo del tiempo, entonces para mí es un cambio más. El problema es el de una herida narcisista, en el sentido de que los chicos para entretenerse ya no necesitan tanto a la industria del espectáculo como antes. Pero si el producto es de calidad y los convoca realmente, los va a seguir enganchando. Ahora hay más exigencia al momento de producir.

¿Cuáles creés que son los desafíos actuales de la televisión para chicos en Argentina y Latinoamérica?

La continuidad y el crecimiento. Sin continuidad no puede haber crecimiento. Y la cooperación dentro de Latinoamérica, e incluso con Europa, con Asia... El desafío está en cooperar con todo el mundo. Desde acá hay mucho para aportar.



PLANETA BULT 
Jan-Willem Bult es un realizador audiovisual holandés de gran prestigio internacional, creador del método de producción televisiva “Children in the centre”. Ha sido el director creativo de KRO Youth, la señal pública holandesa de televisión para chicas y chicos, durante 16 años. Con más de 125 programas, series y películas en su haber, lleva cosechados más de 40 premios internacionales en festivales a lo largo y ancho del mundo desde el Prix Jeunesse que se entrega en Alemania al Japan Prize pasando por el festival internacional uruguayo Divercine. Actualmente está al frente del área de niños, jóvenes y medios de Free Press Unlimited, desde donde coordina Wadada, news for kids, una red internacional de producción de noticias para chicos con más de 20 países miembro, entre ellos Argentina. También preside la JWB Foundation, que apoya proyectos en todo el mundo relacionados con los medios y los deportes para el desarrollo de la infancia y la paz.

Para ver algunas de sus producciones: https://vimeo.com/jwbcreation



WADADA: el poder de la buena información 
Jan-Willem Bult está al frente de una red de cooperación internacional de producción de noticieros para chicos y chicas que actualmente funciona en 20 países: Argentina, Bangladesh, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Egipto, Ghana, Holanda, Indonesia, México, Myanmar/Burma, Nepal, Nicaragua, Perú, Sierra Leona, Sudáfrica, Surinam, Ucrania y Zambia.

La idea básica detrás de Wadada es que los chicos tienen derecho a la información. Entonces, ¿por qué no tener su propio noticiero? Conflictos sociales, guerras, reuniones políticas, desastres naturales, las noticias circulan por la televisión, se conversan en la mesa familiar, se viven en la calle todos los días. Lo que un noticiero para niños tiene de particular es que el relato y las fuentes de información tienen como prioridad la voz del niño, y cómo puede decodificar esa noticia de manera correcta.

¿Qué lo motivó a generar esta red? “Ante situaciones desfavorables para la infancia, un noticiero para chicos puede generar un gran cambio, a través de los chicos”. Además, explica Bult, con el tiempo descubrió que el formato noticia es muy exigente y hace que los estándares de producción televisiva se eleven. Entonces también esta red “se trata de un importante catalizador para mejorar la calidad de los medios para chicos en general”.

 

Más info: www.wadadanewsforkids.org

 

Tags: televisión, niñez, jan-willem bult, children in the centre

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados